Perros Callejeros

Ganas de adoptar todos los perros ya gatos que vemos abandonados en la calle no falta. Sin embargo, muchas veces el ritmo y estilo de vida de algunas personas no es compatible con el cuidado que requiere tener una mascota en casa.

Si eres una de estas personas, no te preocupes, también puedes ayudar de diversas formas diferentes y aportar tu granito de arena para la felicidad de estos animales. La adopción no es la única manera de ayuda. Entienda que puedes hacer:

Puedes donar pienso, accesorios y remedios veterinarios a ONGs. Muchas de ellas están llenas de animales y no tienen fondos suficientes para atender a todos que necesitan ayuda. Puedes, a cada mes, donar un paquete de 20 kg de pienso, por ejemplo. Si no puedes donar mensualmente, puedes donar a cada dos meses o conforme tus condiciones.

Puedes donar, siempre que puedas, una cantidad en dinero a una ONG de tu confianza, siempre y cuando acompañes el trabajo de la institución para comprobar que realmente están bien aprovechando esta ayuda.

Colabore con la causa y comparta con tus amigos (sin ser cansino, por favor) en las redes sociales como Facebook informaciones sobre animales que están a espera de adopción.

Si no puedes adoptar un perro o gato para siempre, puedes ofrecer tu hogar temporalmente para algunos animales. Muchas ONG no tienen espacio para acoger a todos los animales y tu casa puede ser un abrigo para ellos hasta que encuentren un dueño.

Si estas pensando en comprar una mascota, adopta una. La ventaja es que hay perros y gatos de todas edades y que pueden adaptarse a lo que buscas. Adoptar perros ancianos también es una buena forma de ayudar con la ventaja de que su comportamiento no cambiará, son ideales para pisos pequeños y para quien busca animales tranquilos. Como cuidar de un perro anciano.

Si realmente no puedes adoptar una mascota, puedes convertirse en su padrino o madrina. Te haces responsable de una animal, contribuyendo económicamente para su bienestar hasta que sea adoptado.

Puedes trabajar como voluntaria en ONGs en las ocasiones especiales o como voluntario fijo, pregunta en la institución que conoces como podrías ayudar y hacerlo con comprometimiento.

Ayuda un animal que fue atropellado o se encuentra enfermo en las calles. Lleva a una ONG o a un veterinario, muchos de ellos, al saber que el animal no tiene dueño, cobran más barato o no cobran el precio de consulta.

Lleva el animal a tu casa y comparta con tus amigos, con carteles en las calles y demás que este perro o gato buscan dueño. Si no encuentras, recurra a una ONG.